viernes, 29 de octubre de 2010

EL JARDIN SE QUEDO SIN FLORES



El jardín se quedó sin flores
(octubre de 2010)


      ¿Qué es este torbellino?, ¿qué es este tornado de vientos calientes?.
      Este ojo del huracán que me llama, me atrapa, y una vez en el mismo centro, en el propio corazón, siento que es el lugar en el que debo estar.
      Algo esta pasando … alguien muere y algo nace, y la impresión de que lo invencible surgirá.
      Elijo detenerme en el amor y la pasión que despertó su partida, eso lo vuelve indiscutible.
      Y Ella … protagonista principal de esta historia, factor fundamental de este fenómeno … Aunque todos tengamos aspiraciones místicas y esotéricas y creamos que creemos en otras vidas, y que desde algún lugar alguien nos mira, siento que este clamor popular fue en gran parte para Ella. Que ya pasadas las primeras horas sentía la necesidad de mezclarse cada vez más seguido con la gente, como quien sumergido bajo el agua sale constantemente a respirar, y las manos que tocaba como el oxígeno imprescindible, y las palmas contra el vidrio para que leamos su suerte, que es la nuestra, y para no perder la conexión con el aire más preciado.
      Este pueblo ávido de héroes, incondicional y exorbitantemente agradecido, se movilizó superando cualquier expectativa.
      Los jardines se quedaron sin flores, cataratas de lágrimas como agua bendita para quienes se atrevieron a inclinar la balanza para el lado del nunca jamás.
      Agradecidos, una característica que no deberá faltar cuando alguien, o nosotros mismos, describamos a los argentinos.
      No habrá tierra que sepulte tanto amor, ni bajo la que se puedan esconder los enemigos.

CHRISTIAN GORDILLO      









No hay comentarios:

Publicar un comentario