viernes, 22 de julio de 2011

LA GAVIOTA



LA GAVIOTA
(Olavarría, Buenos Aires - 15/07/2011)


¿Cómo empezar a contar éste, que fue mi viaje que quedará en los recuerdos por siempre? … … …
Arrancaba el viernes 15/7, debíamos estar a las 19:30 en Lanús para partir hacia Olavarría. Ahí me juntaba con La Familia Chalera, a quienes sólo conocía de vista ... y a algunos ... Bueno, terminamos saliendo a las 22 hs, pero con todo muy bien organizado. A la combi íbamos y allí partíamos con las provisiones para lo que seria un largo pero maravilloso viaje (no faltaron las botellas de Coca, fernet, las cervezas … hasta el rolito estaba presente, ja, ja!! … y algunas cositas para picar y acompañar).
En este viaje de 4 horas no faltó la música. Los chicos llevaron hasta cds y, bue, ¿cómo no estar presente los bombos?. Y así sonaba un rato la música que salía del cd y que se acompañaba por el canto de todos nosotros, los allí presentes: 11 en total ... y después nacía la música de los tambores y los instrumentos que acompañaban el viaje, que también sonaban con cantitos (algunos delirantes pero, en fin, lindos). Sólo puedo decir que se vivía una linda fiesta. No puedo decir nada malo de mis compañeros de viaje, la verdad es que me encontré con gente que no conocía pero que me hicieron sentir desde el primer momento parte de la Familia.
Después de 4 hs. allí y varias paradas para pasar por los baños (como se podrán imaginar, todos lo necesitábamos … y, 4 horas es mucho tiempo!!). Para los chicos se tornaba más fácil, pero Naty y yo (las únicas mujeres de la combi) necesitábamos parar.
Siendo las 02:00 llegamos, guau!!. El ingreso a Olavarría fue triunfal, los bombos empezaron a sonar, las banderas ya salían por las ventanas de la combi, y sabíamos que íbamos a ver a nuestra gente, y que ese viaje era para verlos y escucharlos, por lo que éramos conscientes que llegábamos para que nuestra alegría, que ya venia bien, aumente aún más!! … Fue un ingreso triunfal ...entramos y arrancó Chala!!!! … ¿Fiesta?, nahhhhhh … Una Gran Fiesta!! … Nos ubicamos y arrancamos: cantos, bailes, aplausos, aliento ... las banderas de la Familia flameando, los paraguas ya abiertos, la felicidad de que Chala estaba ahí y sentía nuestra presencia y hasta la agradecía públicamente. ¿Cómo no decir que la fiesta de Olavarría fue inolvidable?!!!. La banda completa de Chala Rasta con la onda que los caracteriza, y Christian que, con esa sonrisa y el carisma que tiene, sabe llegar tan pero tan bien a todos nosotros!!!. Nuestra noche se colmaba de pura alegría y felicidad.
A las 4 de la mañana terminaba de sonar Chala, después de dar y brindar un gran show. Y quiero destacar el post show ... Nos quedamos hasta las 05 am en el lugar, compartiendo y acompañando la emoción que nos daba volverlos a ver y sentir que ese maravilloso viaje nos había dejado felicidad completa!!. La Familia Chalera es muy copada ... y Chala Rasta (el equipo) son muy copados!!!. Para el Angel Cantor no tengo palabras, mi cariño hacia él es gigante!!. Es un grande!!!.
Y bueno, ya a las 05:00 partimos para nuestros hogares ... cansados pero contentos y muy felices ... Uhhh!!, el regreso fue duro. Ya después de tantas horas estábamos molidos y las pilas se fueron apagando ... ¿y qué nos pasó?: Accidente en la ruta. Andá a saber donde estábamos!!. Lo único que sé es que nos quedamos como dos horas parados ahí, en el medio de la nada y sin nada cerca ... sólo se veía una casa a lo lejos (la casa de la vieja, decían los chicos, ja, ja). Ellos pretendían, entre los tantos delirios, comprar cervezas, y yo que quería un bañooooo!!, qué momento!!. Al final, después de largo rato, la policía autorizó a que nos desviáramos. Por fin no escucharíamos más esas sirenas que, entre los bomberos, ambulancias, gendermería y más, se habían vuelto cansadoras. Por suerte logramos movernos de ahí, y al pasar vimos (faaaa!!) terrible choque entre cuatro camiones. Un gran accidente había ocurrido minutos antes de que pasáramos por allí (la suerte ahí nos acompañó ...). Retomamos viaje y, ahora sí, la idea fue darle y no parar. Pero a mí ... ... necesitaba el baño, no podía seguir asíííí!!. Paramos y, ya que estábamos ahí, en una estación de servicio, bajamos a comprar. Yo fui por mis cigarros, algunos más también, y otros por el desayuno (cerveza y hamburguesas ... jajajaja), ya picaba el bajón!!!.
Así seguimos por aproximadamente 2 horas más ... y ya terminando un maravilloso y, como dije antes, inolvidable viaje, llegué 12:30 del mediodía del sábado, cansadísima pero muy feliz. Y, como soy madre, ... ... ... unos mates, una buena y merecida ducha, y a cumplir con lo más maravilloso que tengo: Mi hijo!!!!.
Escribir todo esto me dio alegría y me hizo seguir removiendo los lindos recuerdos que dejó este viaje.

Cecilia Gimenez - Ciudadela (Buenos Aires)

No hay comentarios:

Publicar un comentario