sábado, 2 de marzo de 2013

VACACIONES CHALERAS



VACACIONES CHALERAS
(marzo de 2013)


          - Che Sebas, ¿vos estás seguro que te vas a Colón (Entre Ríos) en febrero?
- Si Horacio, ya tengo la reserva...como todos los años me voy con Maca a la Feria de la Artesanía que se hace todos los Febreros. Allí tocan bandas musicales, hay espectáculos, muestras de artesanos, etc.
- Está bien, pero tené en cuenta que el río está crecido, y me comentaron que hay poca playa o casi no hay nada.

La hermosa ciudad de Colón es un paraíso para quienes quieren veranear en las dulces aguas del río Uruguay, pero a decir verdad, si falta la playita, se parece mucho más a la Plaza Francia un domingo a la tarde que a un lugar de veraneo.
Entonces inicié mi búsqueda alternativa de espacios vacacionales, sin perder de vista que en el partido de La Costa, en estas épocas del año se suele impregnar de rojo amarillo y verde invadido por la música reggae de mi banda favorita: Chala Rasta.

Ya habían llegado comentarios dese la costa de que el CD recientemente editado (Flores del desierto) estaba más que bueno...que si "Flores del Desierto" era más linda que "Invencible" o que si "Lágrimas" era una canción dedicada a tal o cual persona...folclore verbal puro, de una familia que tiene una sola cosa en la cabeza....

¿Y a dónde me alojo?... Bueno... si los chaleros andan por allá, ¿qué mejor que algún miembro de la Familia Chalera para consultar? Hacía años que no iba para esos lares, y aunque el mar sigue regalando la misma inmensidad, los lugares han cambiado demasiado....
- Hola Laurita...¿vos tenés idea a dónde puedo ir a vacacionar cerca de donde toque la banda?, decía mi SMS
- Quedate tranquilo, Sebas...yo ta averiguo... dejándome la sensación de que Laurita podría darme una mano, aunque disfrutar de sus vacaciones, obviamente, estaban primero.
Un par de días después me llega la lista completa: En La Lucila tal dirección, en Aguas Verdes tal otra...en Santa Teresita te conviene el camping, en San Bernardo tal teléfono....

Guau!!... Laurita.... no sólo me dió bola, sino que me estimulaba para ir hacia allá....

- Hola. Soy Sebas...necesito lugar para mí, para Maca y para Fifi (Maca coló a su amiga del alma en las vacaciones).

En medio de una de las atolondradas calles de Buenos Aires, me encontré firmando un precontrato de alquiler más chino básico que Mandarín antiguo, y garpándole la seña a un mono que de puro prejuicioso, mirándolo por primera vez, parecía más un estafador de guante blanco que el buen tipo que resultó ser. San Bernardo nos esperaba para darnos una "Caricia del sol".

Los preparativos fueron cortos, y de buenas a primera, nos encontrábamos allá, esperando nuestro debut en el recital de Sanber. "Dónde están?" La primer alegría no se hizo esperar: Christian estaba en la entrada del boliche Mantuá, como si supiera el momento exacto en que llegaríamos para darnos una bienvenida personal. Fotos, besos y abrazos reencontrándonos con nuestra música.
Como si fuésemos amigos de toda la vida, llega Feer con su abrazo inconfundible que sólo dan los pendejos copados. En un costado del bar ponemos la bandera que Feer cargaba a cuestas. El recital no se hizo esperar, pero la Familia Chalera sí.... a punto de que se hicieran las 2 am, va a largar el recital y aparece el Monito con su inmensa bandera rastafari y sus escoltas! La Familia, como siempre, una vez más presente..... "la banda nunca falta, lo sigo a Chala siempre a donde va...porque esta fiesta no es para caretas.....para caretas toca...."
El Monito me susurra al oído que mañana (lunes) "vamos a hacer un asado familiar en Las Toninas...venite con las nenas..." .
... y allá vamos.... Llegamos a Las Toninas para ver cómo Agustina terminaba de hacer una "Metamorfosis" de su cuerpo, dejando la arena y la mugre para ponerse bella y perfumada. Al Monito lo arrastraron a bañarse, mientras disfrutábamos un rico queso con su madre y sus parientes. Maxi Maya ya había llegado desde su urbe. Si esto no es una familia...¿la familia cuál será?
En la casa de Eze, embanderada con los estandartes chaleros, además del anfitrión, nos esperaban Pamela y Lucas, Ángel y el histriónico Guasón... un personaje si los hay! El olor a asadito invadía Las Toninas. Nuestra colaboración fue una escasa ensalada de papas. Llegó la banda. Cenamos en cofradía total hasta que por las 12 de la noche, Christian decide bajar los parlantes de la camioneta para hacer lugar a los pibes y llevarlos al recital de Mar de Ajó. A Eze y al Guasón los llevo yo más tarde, esperando a que se peguen un duchón. El primero, va acompañando a Fifi y Maca en el asiento de atrás, y el segundo me hace las veces de copiloto. Pocas veces en la vida vi una niña tan intrigada, sorprendida y divertida como Fifi con el Guasón... A instancias de la pura verdad, creo que para la amiguita de Maca, ese mini-turismo nocturno de 30 kms. entre Las Toninas y Mar de Ajó fue lo que más disfrutó de todas sus vacaciones.
Dejo a los pibes en el recital. Con las niñas decidimos ir al día siguiente: ese show me lo perdí!
El entusiasmo de mis compañeras de viaje (y mío, por qué no!) nos llevó nuevamente el día martes a irnos a ganar una primera fila en Mantuá. Las ansias nos llevaron a llegar demasiado temprano. Christian, con su característica generosidad, cantó casi en forma exclusiva para nosotros tres aquel tema que tanto me acompañó en días de dolor: "El camino de la vida". Él solo con su guitarra. Un acústico que me colmó el alma.
Minutos después, su ensayo con la banda del tema de Víctor Heredia transformado en reggae "Encuentro en Cajamarca" y finalmente, el show. El Monito y Agus ya se habían marchado de la costa, pero el resto de la familia no, y se hizo notar con creces, porque a la hora de tocar Cinturón Vacío, el mini-show parecía estar tan eufórico como en las mejores épocas de Unione e Benevolenza.

El miércoles pasó sin pena ni gloria.
- ¿Chiqui te cabe venir a comer un asadito con Majo y Sofi?, fue mi primer mensaje matutino del jueves.
- Es una buena idea, amigo.... respondía el pequeño-gigante.
- Bueno, los espero....
- ¿Querés que le diga a Christian?
- Y claro!!!! ¿Cómo no lo vamos a invitar?

La noche nos encontró nuevamente reunidos, pero esta vez en mi bungalow, escoltados por unas tiras de asado, chorizos y pollito para la más pequeña. De allí partimos para el tercer recital de la semana. Parece un exceso, pero oír a Chala nunca lo es!
Christian le dedica con extrema dulzura el tema Quijotes a Maca. Al finalizar, ella se acerca y le da un beso. Maca, con su "Corona de hierro" mimetizada en su vincha rastafari, brilla con luz propia desbordando alegría.

Los días se iban acabando. Las ganas de compartir crecían. Las chicas ya conocía a la perfección que Lisandro tocaba la viola, que Agustín (apodado por ellas...bueno mejor no lo digo...) la batería, que Jero y Lucho le dan a los vientos, y que el del bajo de rastas se llama Ale y que Maxi está en sonido.. y bla bla bla....

El sábado nos acercamos por cuarta vez a Mantuá para ver nuestro último show de la semana chalera. "Mariposas" sonaba con la certeza de que las niñas la cantarían de pé a pá. En este recital, a diferencia de los otros, subí una a una las canciones que iban cantando a mi Facebook, haciendo un relato del espectáculo para compartir esta alegría con mis amigos.
Termina el último show junto con el habano y la cerveza. Saludamos a los pibes. Una enigmática chalera llamada Natalia se saca fotos con Christian. La noche despliega sus "Alas blancas" para irse definitivamente a dormir. Antes de la partida acordamos con Christian hacer una choriceada al día siguiente para agasajar a la banda que tanta música nos regaló en estos días.
Chorizos, ensalada, Fernecito, cerveza y comida vegetariana para Jero (de su propia elaboración) acompañaron la última gala, en la cual no faltó ni el fútbol, ni las música, ni la amistad.

El martes nos encontró de regreso hacia nuestra querida ciudad de la La Plata.

"Sólo con vos", Chala Rasta, pudimos vivir estas hermosas vacaciones en San Bernardo.


Sebastián López Brusa


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario